¿Necesitas arreglar una rosca dañada? ¿Y reutilizar tornillos que aún están en buen estado? Ahora es posible hacerlo de forma rápida y eficaz con el reparador de roscas Forza. Tras desmontar o pintar una herramienta o aparato, casi con toda probabilidad, las roscas se estropean y resulta difícil volverlas a utilizar, pero con Forza esto ya no será un problema.

El restaurador de tuercas y tornillos de Forza permite reparar tanto roscas interiores como exteriores. Por ello, el mini kit 1044 está provisto de dos herramientas, una específica para las roscas de interior de 5 a 12 mm y otra exterior de 4 a 13 mm. Y lo mejor de todo es que su funcionamiento es fácil y práctico. Cuando la rosca es exterior, tan solo hay que elegir la herramienta adecuada, abrirla y fijarla. Una vez esté bien sujeta hay que hacerla girar por toda la rosca limpiándola y reparándola. En el caso de las interiores, es necesario colocar el protector en la punta para solo repasar un hilo y no dañar el resto. De esta forma, el resultado será un trabajo perfecto.

Utilizar el reparador de tornillos y tuercas es rápido y sencillo

Las roscas de tornillos y tuercas se pueden utilizar varias veces si se emplean de forma adecuada. Es decir, si se introduce y extrae la pieza con cuidado o no se presiona con más fuerza de la que puede tolerar. Si bien, a veces no se siguen estas indicaciones y los tornillos y tuercas se estropean. Si esto ocurre, el restaurador de Forza es tu imprescindible para lograr una reparación correcta o lo más cercana posible al origen de fábrica.

Este reparador de tuercas y tornillos permite arreglar cualquier tipo de roscas en sencillos pasos. Para operar las roscas exteriores es necesario girar la manilla moleteada para abrir las cuchillas y colocar la rosca dañada dentro del reparador. Una vez introducida, hay que cerrar las cuchillas, introducirlas dentro de la rosca y tensar ligeramente para meter la rosca pasada. Por último, es sumamente importante girar el aparato en la dirección de la flecha grabada en el cuerpo.

Por su parte, las roscas interiores también precisan girar la manilla moleteada hasta retraer la cuchilla dentro del cuerpo e introducir el reparador dentro de la tuerca dañada. Seguidamente, solo hay que sacar la cuchilla y presionar ligeramente en una zona no dañada de la rosca. Cuando esté dentro la parte estropeada, solo se debe girar el reparador en la dirección que más convenga para repasar la rosca.

Las ventajas de reparar las tuercas y tornillos con Forza 

No hay nada mejor que alargar la vida útil de piezas que ya hemos utilizado. Esta es una de las principales ventajas del restaurador de tuercas y tornillos Forza. Y todo gracias a sus extraordinarias características

  • Puede ser de diversas dimensiones para adaptarse perfectamente a cada situación.
  • Es apto para toda clase de roscas, ya sean métricas, pulgadas, derechas o izquierdas.
  • Se ajusta rápidamente a cualquier diámetro o paso y no requiere medir la rosca.
  • Las dos cuchillas de acero templado guían la zona no estropeada y repasan la zona dañada.
  • Las roscas interiores automáticamente siguen el paso de la rosca.
  • Las cuchillas de corte templadas son de acero HSS con la más alta calidad.

La cabeza protectora de nylon, característica diferenciadora 

El mini kit 1044 de Forza es ideal para actividades relacionadas con el mantenimiento de la industria, mecánicos y usuarios profesionales y aficionados al motociclismo. Por ello, este reparador de roscas de tornillos y tuercas es fácil de utilizar sin necesidad de tener conocimientos previos. 

Otra particularidad es que incluye una almohadilla de protección en nylon amarillo. Esta pieza está destinada a restaurar roscas dañadas en metales blandos como el aluminio. Se trata de una cabeza protectora en material de poliamida de alta calidad que tiene marcado el número de la herramienta y reduce las dimensiones de trabajo en 1 mm. Por todo ello, esta pequeña pieza facilita notablemente cualquier tarea y es de gran utilidad.

Cambia las cuchillas del reparador en solo unos segundos

Tanto en roscas exteriores como interiores, cambiar las piezas de corte del reparador será una labor sencilla. En el caso de las roscas exteriores, primero, es necesario sacar el pasador y después abrir las cuchillas hasta que este se vea completamente. Una vez en este punto, cambiar las cuchillas y volver a ponerlo.

Por su parte, las roscas interiores solo precisan soltar el tornillo del fondo del repasador para sacar la cuchilla, poner una nueva y volver a colocar el tornillo. Esto te permitirá ahorrar tiempo y arreglar las roscas pasadas una y otra vez. 

5 precauciones a tener en cuenta con el reparador de roscas Forza

A la hora de utilizar el restaurador de roscas de tuercas y tornillos es de gran importancia seguir una serie de indicaciones. Solo así,el resultado será lo más óptimo posible:

  • Si la fuerza de la mano es suficiente, no uses llaves para apretar la manilla.
  • No utilices extensiones cuando emplees el restaurador.
  • Asegúrate de que las cuchillas están en la zona dañada del tornillo.
  • Gira el reparador en la dirección señalada por la flecha en el cuerpo.
  • Mantén el restaurador engrasado tanto durante el trabajo como al guardarlo. 

En Suministros Herco te ayudamos a reparar tus tuercas y tornillos

Arreglar las roscas de tuercas y tornillos ahora es más sencillo que nunca con el reparador de Forza. En Herco trabajamos cada día para que puedas reutilizar tus piezas de trabajo de forma sencilla, rápida y eficiente. 

Ven a visitarnos en nuestras instalaciones en Cuarte de Huerva (Zaragoza) y descubre todas las opciones que te proporcionamos. Nuestro equipo de profesionales te atenderá personalmente y resolverá todas tus dudas. Además, no olvides que puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo electrónico info@suministrosherco.com o llamándonos al teléfono 976503927. ¡Queremos conocerte!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *